Archivos Mensuales: junio 2012

¿Están los banqueros por encima de la ley?

Las malas prácticas de grandes bancos estadounidenses y europeos estuvieron detrás del estallido de la burbuja inmobiliaria y la consecuente crisis financiera que sigue sintiéndose a ambos lado del Atlántico.

Sin embargo, la percepción es que a la hora de determinar responsabilidades los directivos ejecutivos al frente de las entidades involucradas quedaron exentos de recibir todo el peso de la ley.

La situación hizo que millones de personas perdieran sus casas o quedaran fuertemente endeudadas.

A comienzos de febrero cinco de los principales bancos de EE.UU. acordaron pagarle al gobierno más de US$25.000 millones para resolver reclamos sobre abusos hipotecarios, pero ninguno de sus jefes fue a dar a la cárcel.

Esta semana, la reputación del sistema bancario sufrió un nuevo golpe con el anuncio de que la institución británica Barclays tendrá que pagar US$450 millones a las autoridades de Reino Unido y Estados Unidos por manipular la tasas de interés interbancario que afectan los costos de los préstamos para millones de clientes.

Pese a la presión para que presente su dimisión, el director ejecutivo de Barclays, Bob Diamond, decidió mantenerse en su cargo.

Al mismo tiempo, más allá de este último caso, los llamados para que los responsables de la crisis financiera sean enjuiciados se multiplican.

En declaraciones a la BBC Lord Myners, quien se desempeñó como ministro de la City en el pasado gobierno laborista, dijo que “estas conductas no se detendrán hasta que las personas que las cometen o son responsables de supervisarlas enfrenten posibles cargos penales y prisión”.

clic Lea también: El dilema de la regulación de la banca

El exvicedirector de la bolsa de París y presidente de la consultora Ética Soluciones Financieras, Francisco Álvarez, señaló a BBC Mundo que los banqueros no deberían recibir un trato distinto.

“Hay que analizar caso por caso y llegar hasta el final y si efectivamente hay uso indebido o ha habido engaño hay que aplicar la ley como se hace normalmente para cualquier empresa. Existe para las empresas lo que se llama el delito societario. La ley existe. Parece ser que a las entidades financieras y directivos no se les puede aplicar. Claro que sí. Es una realidad que debe ser igual para todos”.

Relación “especial” 

¿Pero hasta donde deben llegar las responsabilidades en casos como el de Barclays? Sir Martin Taylor, un exdirector ejecutivo del banco, apuntó que “es difícil pensar que una política que parece tan sistemática no fuera conocida cerca del más alto nivel”.

Sin embargo, Taylor planteó la posibilidad de que fuese el mismo Diamond quien estuviese a cargo de restaurar la reputación del banco. “Realmente es un asunto que tiene que decidir la junta directiva. Él es un gran líder. Si es él quien puede ayudar a limpiar los establos sólo la junta directiva puede decidirlo”.

Sus palabras nuevamente llevan a pensar en que los jefes de entidades bancarias parecerían estar en una situación diferente al común de la gente.

“Creo que hay una relación entre los poderes públicos, los gobiernos y los bancos un poco especial en el sentido que evidentemente muchos gobiernos, particularmente el gobierno español, necesitan emitir deuda y esa deuda finalmente la compran los bancos”, apunta Álvarez.

“Eso crea una relación extraña que puede hacer pensar que estos gestores bancarios se encuentran en una situación de privilegio”.

Dinero del público 

Los reguladores estadounidenses y británicos dijeron que Barclays había mentido sobre el coste de tomar dinero prestado en un intento por aumentar su beneficio y por dar una imagen de mayor seguridad.

Y parece que Barclays no fue el único. Otras entidades investigadas por manipular tasas de interés incluirían a Citigroup, JP Morgan, Deutsche Bank, HSBC y Royal Bank of Scotland.

Para Álvarez “la averiguación debe hacerse a fondo, tanto a nivel privado con respecto a los clientes como en cuanto a las ayudas públicas, porque se está utilizando un dinero que no pertenece a las entidades financieras”.

“El dinero que los bancos utilizan es dinero de sus clientes y la impresión que uno tiene muy a menudo es que los bancos lo utilizan como si fuese de ellos. No es su dinero y los directivos a cualquier nivel deben estar conscientes de eso y la prueba es que cuando estas entidades financieras llegan hacer las cosas mal, una vez más es el dinero público el que les salva la cara”.

clic Lea también: España: cuando los vecinos se enfrentan a los bancos

En ese sentido el editor de negocios de la BBC, Robert Peston, comenta que justamente la forma como los bancos de todas las economías desarrolladas consiguen financiamiento se ha vuelto “horrorosamente disfuncional”.

“Los bancos del Reino Unido y EE.UU., así como también los de Europa continental, están encontrando más dificultades para recaudar dinero de fuentes convencionales comerciales y se han vuelto excesivamente dependientes de los préstamos de los bancos centrales”, señaló Peston.

En este sentido va el acuerdo presentado este viernes por la Unión Europea, que abre la puerta a la financiación directa de los bancos a través de un fondo comunitario.

En medio de la crisis, Islandia fue el único país que encarceló a muchos de los banqueros responsables de hacer préstamos fraudulentos.

clic Lea también: ¿Y si se cierran los bancos?

Álvarez apunta que si bien esas acciones son loables es una decisión aislada de un país pequeño y autónomo.

“Este tipo de medidas es más difícil que se puedan poner en marcha en un país que, por ejemplo, comparta el euro. Sí deberíamos tomar el ejemplo y hacerlo de manera coordinada entre los diferentes gobiernos que tienen la moneda única”.

Sin embargo, señala el experto, para eso se necesitaría una mayor voluntad política.

Cómo la crisis en Paraguay podría beneficiar a Venezuela

El foco de la crisis política en Paraguay se muda este viernes a Argentina. Y uno de los beneficiados de la inestabilidad que surgió con la remoción de Fernando Lugo de la presidencia paraguaya puede ser Venezuela.

Los países que integran como miembros plenos o asociados el Mercosur, discutirán este viernes en Mendoza la situación que se desató con la destitución de Lugo a través de un juicio político y el nombramiento de Federico Franco (su exvicepresidente) en su lugar.

Si Paraguay resulta suspendida o expulsada de Mercosur como resultado de estas deliberaciones, se despeja también el único obstáculo restante para que Venezuela sea admitido a la organización, como lo ha venido solicitando hace años el gobierno de Hugo Chávez.

Para varios de los gobiernos del bloque comercial la acción que tuvo lugar en Paraguay se trató de un “golpe de Estado”.

Uno de los argumentos principales es que a Lugo le notificaron el jueves pasado que en menos de 12 horas tendría 120 minutos para defenderse de las acusaciones que lo colocaban como responsable de la matanza de 17 personas en un desalojo de tierras ocupadas.

Aunque el recién designado mandatario paraguayo refuta una ruptura democrática y afirma que todo se hizo en el marco del artículo 225 de la constitución paraguaya.

Suspensión

Como resultado de la salida de Lugo, y cediendo a las posturas más duras que han mostrado Argentina, Ecuador y Bolivia, el Mercosur suspendió a Paraguay de la cumbre programada con varios meses de antelación.

Esta situación ahora puede beneficiar a Venezuela, cuya adhesión fue cuya aprobada en 2006, pero que aún no ha contado con el aval (obligatorio) del Senado paraguayo.

Pero ahora Paraguay está suspendido del bloque y su posible expulsión es algo que se discutirá entre los líderes de la región.

Según la cláusula democrática de Mercosur, de 1997, en caso de “ruptura del orden democrático” de un miembro del grupo se buscarán “consultas pertinentes con el mismo”.

Pero según el artículo quinto de la cláusula, de no lograrse una solución, las medidas pueden ser “desde la suspensión del derecho a participar en los distintos órganos de integración, hasta la suspensión de los derechos y obligaciones emergentes de esos procesos”.

Sin embargo, primero los líderes regionales deben concluir si se produjo una ruptura del orden democrático y si ello lleva a la suspensión de la membresía.

Franco le dijo a BBC Mundo que no iría a la cumbre “porque no me invitaron”, pero no se descarta que algunos funcionarios de su gobierno viajen a Mendoza para iniciar gestiones de aceptación con los países vecinos.

Juego trancado

Venezuela tiene seis años sin poder acceder como miembro pleno de Mercosur por la postura de la bancada del conservador Partido Colorado en el Senado paraguayo.

El referente de esta agrupación política es el senador Alfredo Stroessner, nieto del general del mismo nombre que lideró el gobierno militar que estuvo casi 36 años al frente del país, hasta 1989.

Stroessner abrió las puertas de sus oficina en Asunción para recibir a BBC Mundo y explicar por qué no se ha aceptado incorporar al país que gobierna Hugo Chávez.

“Venezuela se ha convertido en los últimos años en una situación cuasi democrática, en donde el presidente Hugo Chávez tiene poderes absolutos, el Partido Socialista Unido (Psuv) controla la única cámara, y se efectúa a dedo la política externa e interna”, señaló.

“No tiene que ver con el pueblo venezolano esto, se trata de una cuestión política del Partido Colorado, de unos 90 miembros y su junta directiva, que deciden recomendar esta postura, que por ideología similar yo personalmente comparto”, explicó.

Futuro inmediato

Mendoza
La reunión de Mercosur se celebra en Mendoza, Argentina.

 

Según Alfredo Stroessner, el Partido Colorado estaría dispuesto a revisar su postura en relación con el gobierno venezolano en función del resultado de las próximas elecciones en Venezuela.

“Aún si gana Chávez, pero vemos algún cambio en su actitud podríamos volverlo a pensar”, dijo.

Sin embargo, la situación de Paraguay en el plano internacional, en concreto en el marco de los grupos regionales a los que pertenece, está ahora en el aire. Y no sólo en relación a Mercosur.

Durante la cita de ese bloque, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) también convocó un encuentro de los países miembros con el fin de discutir lo sucedido en Paraguay.

El secretario general de Unasur, Alí Rodríguez Araque, le anticipó a BBC Mundo que “se planteará la posibilidad de sanciones económicas o la misma expulsión del organismo”.

“Pero eso dependerá de los diferentes gobiernos”, apuntó.